Imprimir 

Foto pleno marzo

Los concejales en pie durante el habitual minuto de silencio por las victimas de violencia machista

            Paco del Olmo

El pleno ordinario de marzo en La Solana dio luz verde a la ‘Agenda 2030’ durante una sesión protagonizada por el acuerdo entre los grupos políticos. Eran las 22:00 cuando el alcalde levantó la sesión, tras dos horas y media para debatir los 11 puntos del orden del día. Se caracterizó por el consenso y el afán de remar en la misma dirección, sin los ‘rifirrafes’ de otras veces.

Todos los puntos, incluidas las mociones de la oposición, fueron aprobadas por unanimidad. El Parque Empresarial volvió a ser un punto de debate, en este caso por la renuncia de una parcela, cosa que lamentaron los grupos políticos. Antonio Valiente, portavoz del PP, comentó que “fueron vendidas a destiempo”.

El punto siguiente se centró en la caducidad de un expediente sancionador grave a un local por la venta de bebidas alcohólicas a menores. Está abocado a la caducidad debido a un error en su redacción. PP y Ciudadanos advirtieron que se debería ser más cuidadoso y escrupuloso en la instrucción de estos expedientes para no cometer errores en el futuro. El equipo de gobierno PSOE lamentó el error y anunció que se tramitará uno nuevo, ya que “la infracción no ha prescrito, y el objetivo es proteger a los menores”, manifestó el portavoz socialista, Eulalio Díaz-Cano. El otro habló de la ratificación de los límites jurisdiccionales de la localidad con San Carlos del Valle, Membrilla y Alhambra.

Desarrollo sostenible y Agenda 2030 para La Solana

Las tres mociones propuestas por Ciudadanos fueron largamente debatidas, todas relacionadas con el proyecto de Agenda 2030, así como con el desarrollo sostenible y con el tratamiento de residuos. En primer lugar, se debatió la instalación de una o varias compostadoras en distintas partes del municipio, así como en los comedores escolares. Luisa Márquez, portavoz de la formación naranja, comentó los objetivos y beneficios de esta propuesta, como fomentar la economía circular y generar un nicho de ahorro en la recogida de residuos -RSU cobra en función de la población y los kilos de basura que esta genera-. También se comentó la posibilidad de instalar el nuevo contenedor marrón o incluso conseguir ‘cero’ residuos orgánicos. Esta forma de educar en materia ambiental fue vista con buenos ojos por el pleno y todos la elogiaron Bernardo Peinado, portavoz de IU, recordó que “algunos centros ya imparten este tipo de educación ambiental”. Valiente (PP) manifestó que “es importante que se traiga la ‘Agenda 2030’ al pleno; no podemos perder el tren de Europa”. Eulalio Díaz-Cano (PSOE), añadió que es preciso “avanzar hacia un modelo de municipio sostenible”.

El punto noveno estuvo directamente relacionado, pues se proponía al Ayuntamiento la adquisición de una trituradora de restos de poda, que podrá ayudar a elaborar el compost y darle otros usos a los residuos vegetales en parques y jardines, apuntaron desde Ciudadanos. Todos los grupos se manifestaron a favor, aunque Eulalio Díaz-Cano matizó que el proyecto se pensó hace tiempo, pero que se descartó por el alto coste tanto de la maquinaria como de su mantenimiento.

El punto octavo debatió una serie de trabajos previos a la implantación de la ‘Agenda 2030’, para que el municipio pueda optar a líneas de financiación. De nuevo, Luisa Márquez explicó la moción, que destacó por ser “una estrategia transversal y necesaria, a pesar de no ser un proceso rápido”. A través de este plan –añadió- se buscan inversiones que produzcan un beneficio indirecto a medio plazo. Los demás grupos vieron con buenos ojos la moción. Izquierda Unida cree que esta agenda puede ayudar al empleo y la formación, y el PP que hay que adherirse para cambiar la realidad de nuestro pueblo. El PSOE se mostró abierto a debatir las propuestas porque desde lo local se pueden hacer cosas para cumplir los objetivos. El alcalde, Luis Díaz-Cacho, contextualizó dónde surgieron estas iniciativas de desarrollo sostenible y que actualmente estos objetivos “buscan la igualdad y eliminar la pobreza”.

La Policía Local se incorpora al seguimiento de violencia de género

            Un nuevo sistema con el que contará la Policía Local es el de seguimiento de víctimas de violencia de género. Permitirá rastrear a las víctimas o posibles víctimas de este tipo de violencia. Esta incorporación será fruto de un convenio con el Ministerio del Interior y no supondrá un gasto para el consistorio. Todos los grupos creen necesario y fundamental. Desde Izquierda Unida, María Pérez manifestó que “aunque tuviese coste para el ayuntamiento, votaría a favor”. Eulalio Díaz-Cano (PSOE) aportó cifras reales que consigue este sistema: “Más de 627.000 los casos en seguimiento a nivel nacional, de los cuales 7.500 son de nuestra provincia”; “es una herramienta útil y eficaz para luchar contra la violencia de género”.

Urgencias y ruegos y preguntas

            El décimo punto se dedicó a los asuntos que pudiesen declararse urgentes. El Partido Popular propuso dos mociones y Ciudadanos una. Valiente (PP) pidió elaborar un estudio sobre dónde se encuentran los desfibriladores y aumentar la dotación. Se ubicarían en todos los edificios públicos e incluso en zonas de mucho tránsito. La otra moción giró en torno al acceso de particulares y empresas a la firma digital, pidiendo que se estudie su implantación en la localidad. El objetivo es que los vecinos no se tengan que desplazar a otras poblaciones. Por su parte, Ciudadanos solicitó estudiar un ‘plan b’ por si la financiación pública para las obras del Parque Empresarial fallase, y establecer cuál sería la forma de actuación. Las tres mociones fueron trasladadas al siguiente pleno, al no ser aprobada su urgencia.

            El undécimo y último punto fue ruegos y preguntas, que tuvo 16 requerimientos. Los temas fueron variados. Entre ellos, IU preguntó por la finalización de las obras en ‘La Veguilla’, y la mejora de la señalización horizontal en la zona del nuevo centro de salud y áreas de obras en la Avenida de la Constitución. El PP rogó una parada de autobús urbano en la nueva ubicación del mercadillo y preguntó por situación del edificio ubicado al lado del pabellón de la ‘Moheda’ y la existencia de un inventario municipal. Ciudadanos formuló el resto de ruegos y preguntas, enfocadas en el estado del contrato de luminarias, los precios del área de autocaravanas, digitalización del archivo municipal o los vertidos de tierras limpias extraídas de la obra donde se ubicará el nuevo Mercadona. Díaz-Cacho se encargó de responder todas estas cuestiones.

Tras 150 minutos de pleno, se levantó la sesión, que comenzó con un minuto de silencio en memoria de las víctimas de violencia machista.

Usamos cookies para mejorar su experiencia en nuestra web. Más información en: Guía de uso de las cookies.

  Acepto el uso de las cookies en este sitio.